Reflexiones sobre el mal sonido en el concierto de Coldplay en Barcelona

Estos días todos los medios serios se están haciendo eco del mal sonido que tuvieron que sufrir los asistentes al concierto de Coldplay en Barcelona.

A mi el concierto de Coldplay me da exactamente igual, pero he oido en la tele que gran parte de los asistentes planeaba denunciar a la organización. Sea cierto o no, me hace volver a mis reflexiones sobre los conciertos y sobre los festivales en este país.

Primera queja: Los Festivales

Y vuelvo a comentar un festival que en principio me da exactamente igual: Benicasim. Este año se perdieron muchas de las actuaciones de un día por un temporal de viento. Realojaron algunas de las actuaciones, pero imaginaros que el cabeza de cartel, ese por el que la gente ha comprado las entradas, no hubiese podido tocar. Estoy casi seguro que la organización de los festivales tiene un seguro que cubre estas situaciones.

Este año fuimos a Vitoria al Azkena, principalmente por ver a los Black Crowes. Uno de los grupos se cayó a última hora y lo sutituyeron por otro. ¿Y si eso hubiese pasado con los Black Crowes? La mayor parte de los asistentes también fueron por ver a los cuervos, y no creo nos hubiesen devuelto el precio de las entradas, pero eso son suposiciones.

Segunda queja: Sonido Deficiente en Grandes Conciertos.

Si un festival no suena perféctamente bien se puede perdonar. Son muchas bandas que tocan en el mismo escenario en poco tiempo. Lo que es imperdonable es que con todas las posibilidades técnicas un grupo grande (como Coldplay) suene tan mal como cuentan. Y para echar más leña al fuego, hacer sonar mal a un grupo en un recinto en el que otros han sonado bien, o los músicos son muy malos (que no suele ser en este tipo de conciertos) o hay un problema con la organización.

Otro caso, overbooking en un concierto de Bruce Springsteen en Santiago. Mismo responsable: la organización del evento.

En cualquier caso el que sale peor parado es el aficionado, que paga barbaridades para ver y escuchar un concierto, y en la mayor parte de los casos no reciben por lo que han pagado.

Me parece estupendo que la gente se organice y no acepte que nos traten como ovejas.

Se caen grupos del cartel: DEVOLUCIÓN DE LA ENTRADA

Un concierto suena de modo inaceptable: DEVOLUCIÓN DE LA ENTRADA


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest