Welcome to the Terrordome

A principios de este mes de mayo se celebró el festival Documentamadrid. Todos los años ofrece una programación bastante interesante y dentro de las categorias de competición y de exhibición simpre suelen guardar un pequeño espacio para la música.

El ciclo “Documenta la música” de este año incluia alguna joyita que no pude ver por problemas de fechas y horarios como por ejemplo “The Night James Brown Saved Boston, interesante documental sobre el concierto que el señor Brown dio el dia despues del asesinato del Reverendo King, como Victor ya comentó en un pasado post.

Al final el único docu que llegué a ver es el que más me llamó la atención desde el principio. Su nombre: “Public Enemy: Welcome to the Terrordome”

Ya que hablamos de música negra ¿por qué no de Hip Hop? Estilo musical muchas veces despreciado por los amantes de la música de guitarras, el hip-hop es el estilo derivado de la música negra que más vitalidad ha demostrado en la última década, expandiéndose desde el underground hasta el mainstream, no siempre con la calidad deseada, llegando a ser uno de los estilos más importantes dentro de la música popular de nuestros dias.

Cuando vi en el programa del festival dicho documental sobre los Public Enemy mi mente viajó unos 15 años atrás, a mi adolescencia, en aquellos tiempos en los que quería ser rapero y escuchaba a los Public Enemy, Run DMC y NWA. La auténtica Old Skool del hip-hop.

Aunque mucha gente según se va haciendo mayor va dejando atrás las cosas con las que disfrutaba en su infancia y adolescencia con el pretexto de madurar, yo siempre he preferido incorporar esos gustos a mi vida sin necesidad de justificarme. Si me gustó, me gusta y me gustará. Del mismo modo, con el tiempo se va ganado experiencia y se llega a cosas que de pequeño no se es capaz. Y musicalmente empecé escuchando pop español de los 80, y luego pasé al hip-hop. Y a continuación escuché Iron Maiden y me hice heavy. Pero combinaba a los Maiden con Run DMC y me parecia natural, aunque al resto les parecia raro y no lo entendían. Escuché AC/DC y mi alma se vio irremisiblemente atrapada por el Rock, sin posibilidad de salvación. Pero el bagaje seguía allí y de repente descubrí que Anthrax y Public Enemy habian hecho un tema juntos (Bring the noize) y sonaba como nada que hubiese escuchado hasta entonces. Aerosmith hizo lo mismo con Run DMC (Walk this way) y seguia pareciendome natural.

Poco a poco surgieron grupos que empezaban a mezclar estilos: Fishbone, Rage Against the Machine, Urban Dance Squad, y el público rockero y metalero comenzó a hacer caso a esa música. La pérdida de prejuicios consiguió que se creasen algunas de las bandas más interesantes de los 90 y algunos de los mayores bodrios de los 00 (nu metal). Ahora, la fusión es natural. Pero hace 15 años pensaban que estaba loco. Jejeje.

Por supuesto que sigo escuchando hip-hop en la actualidad, pero la escena ha cambiado considerablemente: en USA los raperos son las nuevas rockstars, cagan billetes y viven vidas de lujo y excesos. En España tras una tardía introducción del género, este se ha popularizado hasta tal punto que cualquier chavalito decide ser rapero ya venga del mundo de la electrónica, o del punk o de lo que sea, creando unas generaciones de raperos que no escuchan rap ni sabe de donde viene.

Ahondar en las raices siempre enseña y te hace tener una perspectiva sobre el origen de las cosas. Quiza es que yo soy curioso por naturaleza me parece terrible que alguien se meta en el hip-hop sin saber quienes son alguien como los Public Enemy.Terminator X, Flavor Flav y Chuck D

Y de ahí viene toda esta parrafada que os acabo de soltar, de pensar en las raices, de recordar lo que Public Enemy significaban y significan aún hoy en dia, aunque el 90% de los modernos raperos no les conozcan ni respeten o continuen su legado.

El Hip-Hop viene de la calle, y originaramente era el reflejo de lo que allí ocurria, la imagen de lo que ocurria en Compton o en South Central, en Harlem o en el Bronx: gangsters, bandas, pobreza y drogas. De ahí la imagen de tipos duros y macarras de los raperos. Ahora todo se ha quedado en pose, pero en origen era verdad. Y el que un día estaba grabando un tema al siguiente podía estar desangrańdose en un callejón por el disparo de un rival.

De este caldo de cultivo surgió la rebeldía, el odio, la furia contra el sistema. Si esto está pasando y no me gusta, grito. Y grito lo suficientemente alto para que me oiga todo el mundo. Y así surgieron los Public Enemy. Chuck D, rapero y estudiante universitario, con un nivel cultural que lo diferenciaba un poco de sus coetáneos se da cuenta que el hip-hop puede ir más allá de la violencia, de la fiesta y de las bandas, y decide usarlo como un instrumento para educar a su gente. Siendo un individuo altamente concienciado y acompañado por Professor Griff, un activista negro de la izquierda radical, y del colgado de Flavor Flav, comienza a escribir letras con un componente político y revolucionario muy fuerte, y la gente comienza a escucharles. Todo esto acompañado de unas bases y unos ritmos que, de la mano del Dj de la banda, Terminator X, maman de la tradición del Funk, del Soul y del Rock, creando una mezcla explosiva de ritmos, rimas y mensaje que se mete directamente en tu cerebro.

El documental “Welcome to the Terrordome” cuenta la evolución de la banda y como su música ha influenciado a la cultura popular actual, a través de entrevistas a sus miembros, grabaciones de  archivo y declaraciones de músicos como Tom Morello (RATM), Henrry Rollins, Talib Kwelli o los Beastie Boys. Es curioso ver como esas influencias han marcado mucho más en el mundo del rock que en el hip-hop actual.

Analiza los temas más famosos, sus letras, las relaciones entre los miembros, su imagen, su activismo, haciéndonos ver que Public Enemy eran y son más que música popular: porque en una época en la que los artistas no se atrevían a manifestar sus ideas, Chuck D cogia un micrófono y decía:

“Elvis was a hero to most
But he never meant shit to me you see
Straight up racist that sucker was
Simple and plain
Mother fuck him and John Wayne
Cause I’m Black and I’m proud”

La voz de una generación de negros que tenían algo que decir al margen de la cultura mayoritaria. Public Enemy eran los que canalizaban esas ganas de protestar por lo que les rodeaban, por una sociedad que no les hacia ningún caso.

“To the Brothers in the street
Schools and the prisons
History shouldn’t be a mystery
Our stories real history
Not his story”

Chuck D dijo en su momento una frase que no por más utilizada ha perdido la razón: “El rap es la CNN del ghetto”. El hip-hop hablaba del día a dia de esa gente, viviendo en barrios marginales, descontentos con lo que había a su alrededor, con un gobierno que les ignoraba y maltrataba.

Sus letras siguen tan vigentes hoy como entonces, y la poderosa voz de predicador de  Chuck D, soltando verdades como puños no te puede dejar indiferente.

Pero al fin y al cabo este es un blog que habla de música y ¿donde está la música? Public Enemy bebían de las fuentes de sus antepasados, de los ritmos negros que les habian acompañado a lo largo de su vida, del Funk, del Soul, el Gospel, el Rhythm an Blues y hasta el Rock. El principio del documental es muy significativo, con una escena en la que el grupo está dentro de una furgoneta escuchando una canción de James Brown y todos tienen una sonrisa de oreja a oreja, y Flavor Flav no puede evitar contonearse con el ritmo de la canción. Eso lo dice todo.

Otro dia seguiremos hablando sobre hip-hop pero creo esta reinvindicación de los Public Enemy era necesaria. Disfrutadlos

Escuchando: Public Enemy – Burn Hollywood Burn


Autor: Quique

Share This Post On

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest